Huerto urbano en el barrio

14 oct

Para el que no lo sepa y pueda interesarle, el Ayuntamiento cedió allá por marzo de 2015, un terreno situado junto a las instalaciones deportivas del parque de la Bombilla para el desarrollo de un huerto comunitario con criterios ecológicos, a petición de un grupo de entusiastas pertenecientes a la Asociación de vecinos Manzanares – Casa de Campo ,  que elaboraron un proyecto dentro del plan de la red de huertos urbanos de Madrid.

El huerto es un punto de encuentro donde los interesados en la horticultura, la naturaleza, la ecología, se reunen para sacar adelante un proyecto ilusionante. Como en la mayoría de las ocasiones, lo bonito no es el destino, sino hacer el camino, es decir disfrutar de unos buenos ratos en un entorno natural, conociendo a otras personas que comparten intereses, y realizando una actividad física que nos hace conectarnos con la naturaleza en una ciudad grande donde normalmente pasamos mucho tiempo en un entorno de prisas, atascos, humo y pantallas digitales.

huerto barrio de manzanares

La conexión con la naturaleza, de una manera consciente o no, nos hace reconfortarnos con algo primitivo que llevamos dentro, como es conseguir la comida con nuestras propias manos. Esto se hace cuando se reparte lo que se recoge en los días de cosecha de forma amistosa entre los presentes (tomates, berenjenas, judías verdes, calabazas, etc). Pero la cosecha no es lo más importante, sino haber ayudado a producirla.

Cada uno acude al huerto por sus motivos, para algunos es terapeútico, para otros es un entretenimiento, para otros es un lugar donde los niños pueden entrar en contacto con la naturaleza, para otros una forma de socializar, para todos es una manera de hacer barrio.

Hay personas en el huerto que tienen una dedicación mayor (aprovecho para agradecerles y reconocer su esfuerzo), haciendo turnos para el riego diario en los meses de primavera y verano; otras personas acuden cuando pueden sacar un rato. Los días fijos de quedar son los viernes por la tarde y los domingos por la mañana.

Si te interesa participar, el único requisito es pertenecer a la Asociación de vecinos, que tiene una cuota anual muy asequible (15 €). Para info de cómo hacerte socio pincha aquí

Para acabar lo hacemos con un poema de Miguel Hernández, que nos viene bien para la ocasión:

“¡Y qué buena es la tierra de mi huerto!”

¡Y qué buena es la tierra de mi huerto!
hace un olor a madre que enamora,
mientras la azada mía el aire dora
y el regazo le deja pechiabierto.

Me sobrecoge una emoción de muerto
que va a caer el hoyo en paz, ahora,
cuando inclino la mano horticultora
y detrás de la mano el cuerpo incierto.

¿Cuándo caeré, cuándo caeré al regazo
íntimo y amoroso, donde halla
tanta delicadeza la azucena?

Debajo de mis pies siento un abrazo,
que espera francamente que me vaya
a él, dejando estos ojos que dan pena.

De: “Poemas sueltos II” – “El Silbo vulnerado” (242-6) – 1934

Si tienes interés en conocer el huerto, pásate por allí los viernes a partir de las 18:00h, o los domingos a partir de las 12:00h, o escribe un email a:

av.manzanares@gmail.com

Más información sobre el proyecto del huerto urbano en la Memoria del proyecto